Mamas tuberosas Instituto Dr. E. Lalinde
C/Isla de Nelson 2, Madrid - Telf: 91 386 03 18

Mamas tuberosas...

mamas tuberosa

Las mamas tuberosas son unas mamas de características bien definidas en cuanto a forma, y estéticamente es el tipo de mamas con un mayor compromiso, de forma de manera que no se adapta a los patrones definidos en la mama como estéticamente correctos.

Como son las mamas tuberosas.

Las mamas tuberosas son mamas de base estrecha, con el polo inferior poco relleno y con una areola muy grande que en ocasiones casi tiene el mismo diámetro que la misma mama.

Las mamas tuberosas son una malformación que afecta uni o bilateralmente a mujeres adolescentes, causando una gran afectación psicológica. No se conoce ninguna causa para este síndrome, que se manifiesta con el crecimiento de la mama en la pubertad.

En su grado más desarrollado, las mamas tuberosas constituyen una deformidad grave que afecta de una forma importante la estabilidad emocional de la paciente, alterando su vida de relación.

Existe una amplia variedad de términos para describirla, como mamas tuberosas, mamas tubulares, mama caprina, hernia areolar, hipoplasia del polo inferior o mamas constreñidas.

La esencia de las mamas tuberosas es la alteración de la forma de la mama en general, traduciéndose en una falta de desarrollo de la mama y en la hernia del tejido glandular dentro de la areola, con un tamaño exagerado de la misma.

Las mamas tuberosas son una deformidad habitualmente bilateral, muy variable en su grado y de difícil corrección en su totalidad cuando se trata de grados completos. Por otra parte, deben identificarse los grados leves para no aplicar las técnicas de corrección habituales en otros casos, que no solucionarán el problema.

Características de las mamas tuberosas

mamas tuberosa

La mama normal esta incluida en una especie de estuche, que se denomina fáscia superficial y que tiene dos capas: la superficial y la profunda.

Entre la capa superficial y la profunda de la fáscia superficial, que envuelven la mama, existen unos tractos fibrosos (ligamentos suspensorios de Cooper) que unen ambas capas y que se extienden hasta la dermis de la piel que recubre la mama. Estos tractos son los que dan soporte y firmeza a la mama.

La característica de las mamas tuberosas es la ausencia de la capa superficial de esta fáscia en la zona situada bajo la areola, junto con un engrosamiento de la fáscia superficial especialmente en el polo inferior de la mama. Este engrosamiento de la fáscia superficial forma una banda de constricción situada alrededor del complejo areola-pezón, que altera el normal desarrollo de la mama.

El resultado final es que la mama no puede desarrollarse hacia el polo inferior y, al tener una zona de menor resistencia a nivel de la areola por la falta de esta capa fascial, la glándula en crecimiento se hernia hacia el complejo areola-pezón.

Las anomalías que se pueden encontrar en las mamas tuberosas las podemos concretar en:

  • Alteración de la base de implantación de la mama, que es mas estrecha, y constricción del surco submamario, que suele estar más elevado y ser más corto.
  • Alteración en el crecimiento mamario con falta de desarrollo de los cuadrantes inferiores, lo que le da el aspecto tubular a la mama.
  • Alteración en el tamaño de la areola, que cede bajo la presión de la mama, dando lugar a una hernia areolar de la glándula. La areola toma aspecto de cúpula.
  • Anomalías del volumen mamario, siendo la mayoría hipoplásicas.
  • Asimetría mamaria, que está presente en más de 2/3 de los casos.
  • Anomalía bilateral. Las dos mamas son generalmente tuberosas y todos los grados pueden estar asociados.

Clasificación de las mamas tuberosas

Las mamas tuberosas varían desde una ligera falta de desarrollo del cuadrante infero-interno con una mama casi normal, hasta una gran hipoplasia de los cuatro cuadrantes, con un grado diferente de hernia de la glándula en el complejo areola-pezón.

La clasificación de las mamas tuberosas diferencia tres grados de deformidad:

mamas tuberosa

  • mama tuberosasGrado I. Corresponde a un 56% de los casos. La falta de desarrollo se limita al cuadrante infero-interno. La areola se encuentra desviada hacia abajo y adentro, siendo el volumen de la mama normal o hipertrófico.
  • mama tuberosasGrado II. Corresponde a un 26% de los casos. Los dos cuadrantes inferiores son deficientes en su desarrollo. En estos casos la areola esta desviada mirando hacia abajo.
  • mama tuberosasGrado III. Corresponde a un 18% de los casos. Todos los cuadrantes están afectados y son hipoplásicos, la base mamaria se encuentra retraída y la mama tiene un aspecto de tubérculo o caprino.

Cual es el tratamiento de las mamas tuberosas.

La morfología de las mamas tuberosas hace que la técnica para corregirla deba cumplir estos objetivos:

  • Ampliar la base de implantación y anchura de la mama que generalmente se hace mediante el uso de una prótesis.
  • Rellenar el polo inferior mediante la traslación de tejido a esta área
  • Reducir la areola para que su diámetro sea más acorde con el de una mama normal.

Estas técnicas precisan anestesia general y un día de estancia en el hospital.

El tratamiento quirúrgico de las mamas tuberosas varía dependiendo de la clasificación y de la severidad de la deformidad e incluye procedimientos tales como: remodelación glandular, mamoplastia de aumento, mastopexia o combinación de ambas.

Tratamiento quirúrgico de las mamas tuberosas

  • Incisión periareolar que nos permitirá la remodelación de la areola, el acceso a la glándula, su remodelación y la colocación de una prótesis si es preciso.
  • Liberación de la zona submamaria para reponer la mama en su lugar y conseguir el descenso del surco submamario a su nivel normal.
  • Redistribución del volumen glandular hacia los cuadrantes deficientes, lo que variará según los grados de la malformación.
  • En las mamas tuberosas de grado I, dado que el volumen glandular es suficiente, el tratamiento consistirá en la redistribución de éste para aumentar el volumen en el cuadrante infero-interno de la mama.
  • En los grados II y III el volumen es deficiente; en estos casos se precisa la remodelación de la areola y de la glándula, así como la colocación de una prótesis para aumentar su volumen.

La intervención de mamas tuberosas comienza con el marcaje, dibujando el nuevo surco submamario

La incisión se realiza de forma periareolar con dos círculos concéntricos (mastopexia periareolar). Se desepidermiza la zona comprendida entre ambos círculos, para dejar una areola final de unos 4 cm de diámetro. Estas incisiones nos permiten también cambiar la altura del complejo areola-pezón en caso de tratarse de una mama ptósica. En ocasiones es preciso ampliar la incisión siguiendo las técnicas empleadas en la mastopexia tradicional con objeto de reducir la piel dada de si en torno a la areola.

Extendemos la glándula hasta llegar al nuevo surco submamario, redistribuyéndola y permitiendo que se expanda sobre el implante, para lograr una forma más natural de la mama.

Colocamos una prótesis de silicona texturada anatómica bajo el músculo pectoral mayor, después de haberlo liberado de sus inserciones y de haber realizado un bolsillo adecuado.

Si precisa mas información sobre este grave problema, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Le ayudaremos en lo que necesite.

Instituto Dr. Eugenio Lalinde: Clínica autorizada por la Comunidad de Madrid. Especialistas en Mamas tuberosas

Mapa web | Aviso Legal | Blogs | Links de utilidad

siguenos en:DigFacebookFresquiChromemeneamemi perfil de google plus

copyrigt © 2013 Todos los derechos reservados